DÍA DE LOS HUMEDALES

En el marco de la celebración del Día Mundial de los Humedales, la Secretaría Regional del Medio Ambiente junto a la Corporación Nacional Forestal (CONAF), realizó en el Paseo Prat de Antofagasta, una jornada de información y difusión ciudadana acerca de la importancia de estos ecosistemas sensibles.

El día de los Humedales se conmemora a nivel mundial cada 2 de febrero, fecha en que se adoptó la Convención sobre los Humedales de Importancia Internacional, en Ramsar, Irán (Convención Ramsar), un tratado intergubernamental que sirve de marco para la acción nacional y la cooperación internacional en pro de la conservación y el uso racional de los humedales y sus recursos.

En la oportunidad, el seremi del Medio Ambiente, Ramón Aréstegui, el seremi de Agricultura, Jaime Pinto y el Director Regional de CONAF, Alejandro Santoro, junto a los profesionales de estos servicios a cargo del stand de difusión, explicaron a los transeúntes la importancia de proteger los humedales y dieron a conocer la gestión que estas instituciones públicas realizan en pro de la conservación de estos ecosistemas, actividad que también se replicó en la Plaza de San Pedro de Atacama.

Al respecto, Aréstegui, precisó que la Secretaría del Medio Ambiente lleva a cabo dos estudios FNDR: “Análisis de adaptación al cambio climático en humedales andinos”, y “Diagnóstico y gestión ambiental integrada de humedales altoandinos”, que buscan su conservación y uso sustentables; así como aplicar medidas piloto de restauración. “Es necesario –dijo- anticiparse a daños potenciales del fenómeno cambio climático para minimizar las amenazas a estos ecosistemas, a la seguridad de las personas y al desarrollo de actividades económicas compatibles con el medio ambiente. En la región de Antofagasta, los humedales altoandinos corresponden a áreas estratégicas para el desarrollo socio-económico y cultural de las comunidades indígenas, las cuales dependen de los servicios ecosistémicos que proveen los humedales, como son la provisión de agua, agricultura, turismo, entre otros, por eso es necesario y urgente su protección”, puntualizó Aréstegui.

Cabe precisar que los humedales altoandinos se encuentran dentro de los ecosistemas más susceptibles a los efectos adversos del cambio climático. La razón de esta vulnerabilidad obedece a razones climáticas como son el aumento de las temperaturas y disminución de  las precipitaciones y a razones antrópicas, como el aumento de la presión ejercida por las actividades productivas y la expansión de los asentamientos humanos, los que de manera sinérgica provocan efectos adversos acumulativos.

Durante la jornada, profesionales de la Seremi del Medio Ambiente aplicaron una encuesta de percepción ciudadana con el objetivo de evaluar el grado de valorización que da la ciudadanía a la conservación de la biodiversidad regional; experiencia que se repetirá en otras comunas de la región. Los resultados de esta encuesta permitirán evaluar acciones que busquen educar y sensibilizar a la población sobre el valor de la diversidad biológica y de los pasos que puede seguir la ciudadanía, para su conservación y utilización sostenible.

About The Author

Related posts