Corte federal decidirá si es que un mono es dueño de sus selfies.

Es el caso de Naruto, un macaco que en 2011 tomó unas fotos de sí mismo con una cámara que encontró en su hábitat, en Sulawesi, Indonesia. La cámara que usó era del fotógrafo británico David Slater, cuya empresa tiene los derechos de autor de las “selfies” del sonriente mono en Gran Bretaña. Estos derechos de autor, de Wildlife Personalities Ltd., deben de ser respetados en todo el mundo, sostiene el fotógrafo.

Pero la organización Personas por la Ética en el Trato de los Animales (PETA) dice que el curioso mono estaba acostumbrado a las cámaras y se tomó las fotos cuando se vio a sí mismo en el reflejo del lente.

En el 2015, la organización defensora de los animales pidió a la corte que todas las ganancias de esas fotos fueran para beneficio del animal.

Si la corte falla en favor de los alegatos de PETA, sería la primera vez que un animal tuviera derechos de autor, en vez de ser declarado patrimonio de alguien, de acuerdo con el abogado del grupo Jeffrey Kerr.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *