¡Atención si vas a viajar fuera del país!

Cada vez que se realiza un viaje, es necesario tomar ciertas medidas, ya sea dentro o fuera del país y también durante y después del viaje, y con ello, considerar las posibles enfermedades o virus que puedan existir en la zona.

A principios de enero la OMS alertó de un nuevo brote de fiebre amarilla en diferentes áreas de Brasil, por lo que recomendó que las personas que viajen al país deben vacunarse por lo menos con 10 a 15 días de anticipación. La medida más importante para prevenir la fiebre amarilla es la inmunización. Quien vive o se desplaza a las áreas de riesgo debe estar con las vacunas al día y protegerse de picaduras de mosquitos.

El resumen de muertes por fiebre amarilla en Brasil en julio de 2017 es de 28 decesos, y desde esa misma fecha hay 213 casos confirmados, 83 de ellos desde el 23 de enero. El país enfrenta el segundo brote anual consecutivo de la enfermedad, que en el primer semestre de 2017 mató a 261 personas.

¿Qué es la Fiebre Amarilla?

La fiebre amarilla es una enfermedad viral que se propaga a los humanos por la picadura de mosquitos que antes picaron a un mono infectado. El virus es endémico y dicho mosquito está presente en zonas tropicales de países en América del Sur y África.

Para la broncopulmonar y Jefa de Unidad de Pacientes Críticos de Clínica Avansalud, Carolina Herrera, se define como un cuadro viral agudo hemorrágico, en donde en el general de los casos el cuadro clínico puede ser muy sutil y parecido a un resfrío, y con ello, puede presentar dolor de cabeza, sensación de decaimiento, dolor muscular y fiebre. Esto puede ser desde tres a seis días luego de haber contraído el virus.

En su fase más graves ictericia, por eso es esta apariencia amarilla y puede tener hemorragias por los ojos, nariz o tubo digestivo. Sin embargo, un pequeño porcentaje de la población llega a este estado.

Prevención

Según el Instituto de Salud Pública es importante:

Adquirir y utilizar repelente contra mosquitos que debe tener un porcentaje mayor al 20% de DEET (en Chile se comercializan marcas y además puede adquirirlo en el país de destino).
Usar ropa (preferible de colores claros) que cubra la mayor parte del cuerpo posible, especialmente en las horas de mayor circulación del insecto, que es en las primeras horas de la mañana y en el atardecer.
Elegir un alojamiento protegido, donde las ventanas y las puertas generalmente se mantengan cerradas para evitar que los mosquitos entren a las habitaciones. Ideal, que se cuente con aire acondicionado
Dentro de las contraindicaciones la Dra. Carolina Herrera, enfatiza que “es muy importante en mujeres embarazadas, lactantes menores de 9 meses, personas que tengan inmunodeficiencia de diferentes naturalezas, pacientes con quimioterapias, adultos mayores de 60 años”

Recomendaciones

La recomendación más importante es la inmunización. Ya que quien viva o se desplaza a las áreas de riesgo debe estar con las vacunas al día. Sólo una dosis de la vacuna es suficiente para garantizar la inmunidad y la protección.

La vacunación debe ser con al menos 10 días antes del viaje, “ya que para que la vacuna logre evocar la inmunización en una persona deben pasar por lo menos 10 días porque es una creación de anticuerpos” explica la Dra. Herrera.
Conocimiento de los síntomas y signos de fiebre amarilla;
Buscar atención en caso de síntomas y signos de fiebre amarilla, durante el viaje y al regresar de áreas con riesgo de transmisión de la fiebre amarilla.

¡Si va a viajar, opte por colocarse la vacuna

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *