Exitosa labor conjunta de CONAF y privados para extinguir incendio en Pichidangui

Un incendio forestal declarado el sábado ya ha consumido cerca de mil hectáreas en la localidad de Pichidangui. Sin embargo, ya se encuentra controlado gracias al trabajo en conjunto entre privados y servicios públicos. Hasta ahora el fuego fue combatido por helicópteros y brigadas de Conaf, helicópteros particulares, bomberos de Illapel, La Serena, Los Vilos y Pichidangui, con camiones aljibe y privados de la inmobiliaria Condominio Rocas del Mar de Los Molles y Minera Pelambres.

Las llamas llegaron hasta el cerro Santa Inés; un lugar que sorprende a los amantes de la naturaleza por su abundante flora nativa, que alberga especies en peligro de exhibición, y es vecina del proyecto inmobiliario Rocas del Mar, a un costado de la Ruta 5 Norte.

El incendio comenzó el sábado en la tarde cerca del peaje de Pichidangui. Hasta el lugar, llegó apoyo de bomberos de la zona, quienes trabajaron a un costado de la carretera para evitar problemas con la carretera. Mientras, el incendio avanzaba hacia el interior poniendo en riesgo la vegetación. Allí se concentraron los brigadistas de CONAF y -desde el sector privado- minera los Pelambres y la mencionada inmobiliaria, también dispusieron de personal para el combate del fuego.

“Dispusimos de maquinaria para crear cortafuegos, un helipuerto y pozo de llenado. Con esto no solo quisimos ayudar a poner a salvo a la comunidad y las viviendas de la zona, sino que también evitar que el fuego que se propague por este lugar que cuenta con un flora y fauna privilegiada y de la cual somos todos responsables”, dijo el gerente de proyecto en terreno de Rocas del Mar, Maximiliano Droppelmann.

Desde la Inmobiliaria, además, sostuvieron que es importante que, en Chile, considerando su calidad de país forestal, los privados tomen conciencia y sigan este ejemplo; que se capaciten, cuenten con las medidas de seguridad necesarias y se coordinen con los servicios públicos. De hecho, este miércoles se comunicaron con la dirección regional de ONEMI, quien pidió a la Gobernación enviar camiones aljibes, para tener reservas de agua de emergencia y coordinar acciones para estar preparados ante cualquier emergencia de la comuna y poder cooperar. Por otro lado, prevencionistas de la CONAF inspeccionaron el helipuerto privado del condominio, para integrarlo a la red de combate de incendios.

“Los privados trabajamos a la par con los brigadistas de Conaf, utilizando bombas de espalda y herramientas para apagar focos que saltaban del incendio mayor, así como maquinaria para cortar y despejar terreno armando barreras preventivas y conteniendo los bordes del incendio. En estos casos es cuando el mundo privado no puede estar ausente; sería una irresponsabilidad mirar hacia un costado”, agregó Droppelmann.

La jornada del domingo no fue fácil. Los esfuerzos de las autoridades y bomberos se concentran en la zona norte del incendio con ayuda aérea pública y privada, cubriendo las cercanías a zonas pobladas. En paralelo, brigadistas de Conaf junto a los brigadistas de empresas privadas se encargaron de las laderas de vegetación por el sur.

El lunes el fuego pasó a la cara oriente del cerro Santa Inés, y avanzó en dirección sur oriente. Conaf mantenía un equipo terrestre, y ese día apareció llegó apoyo aéreo público y privado para ese foco. El martes el fuego continuó; trabajaron helicópteros de Pelambres y la entidad estatal, llenando en el pozo dispuesto por Rocas del Mar, sumado a múltiples equipos de bomberos.

En el condominio Rocas del Mar se ha puesto énfasis en la capacitación de personas preparadas para combatir incendios forestales, además de contar con los equipos necesarios. Existen cascos, vestimenta especial, azahachas, mangueras, hachas, palas, rastrillos, bomba de espalda, además de contar con una gran cantidad de grifos instalados a lo largo de las 540 hectáreas que componen el proyecto inmobiliario.

El último hito en el combate de incendios fue la habilitación del helipuerto, que cuenta con una piscina que facilita la labor de llenado de agua por parte de los helicópteros. Este fue el utilizado para recargar los helicópteros durante la jornada de este martes.

La inmobiliaria ha aportado aproximadamente 80.000 litros de agua en una zona de extrema escases de este recurso, en pleno verano, para emplearla en pozo de carga de helicópteros, bombas de espalda, llenado de carros de bomberos y apoyo de personal de trabajo.

Con esta acción conjunta se logró finalmente controlar el incendio que ahora se encuentra en observación preventiva.

About The Author

Related posts