abril 06, 2020

Select your Top Menu from wp menus

¿Cuándo preocuparse? Conoce los síntomas de un posible cáncer de piel

Los rayos UV que emite el sol pueden causar daño en nuestra piel cuando nos exponemos mucho a él, en especial si no nos protegemos adecuadamente. Este daño el cual se va acumulando en el tiempo, por lo que actividades como ir con frecuencia a tomar sol a la playa para lograr un bronceado, pueden aumentar el riesgo de tener cáncer de piel.
Dicho riesgo se incrementa si alguien es de piel, ojos y/o pelo claro, pues las personas con rasgos más caucásicos tienen menos melanina, pigmento que nos protege del sol, tal como te contamos en nuestra nota No a todos nos afecta igual: ¿quiénes son más propensos a sufrir daños por el sol?
Existen diferentes tipos de cáncer a la piel, siendo los más comunes: carcinoma de células basales y cáncer de piel escamocelular. A continuación te contamos un poco sobre ellos.
Carcinoma de células basales
Este es el tipo más común de cáncer a la piel y suele darse con mayor frecuencia en personas mayores de 40 años.
Según indica la enciclopedia médica MedlinePlus, esta enfermedad afecta a la capa de células basales, que es el revestimiento inferior de la piel, bajo la epidermis, y su principal causa es la exposición excesiva al sol o a otra fuente de radiación ultravioleta.
Usualmente este cáncer se puede detectar por la aparición de ciertas lesiones en la piel que crecen lentamente, sangran bastante y no sanan tras varias semanas. Éstas suelen ubicarse en lugar que están constantemente expuestos al sol, como el rostro, cabeza y cuello, informa la Sociedad Americana del Cáncer.
Las lesiones pueden ser:
-Áreas planas, firmes, pálidas o amarillas, similares a una cicatriz.
-Manchas rojizas elevadas que podrían causar comezón.
-Protuberancias enrojecidas o rosadas, translúcidas, brillosas y nacaradas que pueden tener áreas de color azul, marrón o negro.
-Protuberancias de color rosa con bordes elevados y un área inferior en su centro que podría contener vasos sanguíneos anormales.
-Llagas abiertas (que puede tener supuración o áreas costrosas) que no se curan, o que se curan y luego regresan.

Cáncer de piel escamocelular
A diferencia del descrito anteriormente, este cáncer afecta a la epidermis, que es la capa superior de la piel y también puede ser provocado por exposición prolongada al sol, además de factores como el envejecimiento, tener un sistema inmunitario debilitado, entre otros.
En su etapa temprana se le conoce como la enfermedad de Bowen (o carcinoma escamocelular in situ), que es cuando sólo se encuentra en la capa externa de la piel, sin haberse propagado a tejidos cercanos, señala MedlinePlus.
Las lesiones que pueden aparecer en la piel con esta patología son, de acuerdo a la Sociedad Americana del Cáncer:
-Manchas rojas que son ásperas o escamosas, y que podrían sangrar o formar costra.
-Crecimientos o protuberancias elevados, a veces con un área inferior en el centro.
-Llagas abiertas (que puede tener supuración o áreas costrosas) que no se curan, o que se curan y luego regresan.
-Crecimientos similares a verrugas.
Además de aparecer este tipo de lesiones, puede ocurrir que alguna ya existente, como una verruga o un lunar, comience a tener cambios extraños y eso podría ser indicio de que algo no anda bien.

Si ves que aparece alguna lesión que se asemeje a las características la descritas, te recomendamos acudir a un dermatólogo para que te evalúe.

 

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat