noviembre 18, 2019

Select your Top Menu from wp menus

Seres humanos ingeriríamos por semana el plástico equivalente a una tarjeta de crédito

La crisis ambiental que generan los microplásticos afectan a los océanos y a su bidoversidad. Aunque el hombre no es un ser acuático, también lo sufre directamente. Un reporte internacional concluyó que, por semana, los seres humanos ingieren cinco gramos de plástico. Sí, es correcto: sería como masticar y tragar un trozo del tamaño de una tarjeta de crédito cada siete días.
El análisis “Ningún plástico en la naturaleza: evaluación de la ingestión de plástico de la naturaleza a las personas”, elaborado por Dalberg, basado en un estudio solicitado por la Organización Mundial de Conservación (WWF por sus siglas en inglés) y realizado por la Universidad de Newcastle, Australia, y que Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA) presenta en el país, sugiere que las personas están consumiendo alrededor de 2.000 pequeñas piezas de plástico cada semana. Eso es aproximadamente 21 gramos al mes, poco más de 250 gramos al año.
“Estos hallazgos deben ser una llamada de atención para los gobiernos. Los plásticos no solo contaminan nuestros océanos y vías fluviales, acabando con la vida marina, están en todos nosotros y no podemos escapar del consumo de plásticos. La acción global es urgente y esencial para hacer frente a esta crisis”, señaló Marco Lambertini, director general de WWF Internacional.

La Universidad de Newcastle fue la primera en combinar información de más de 50 estudios sobre la ingesta de plástico en las personas. Los resultados son un importante avance para comprender el impacto de la contaminación por plástico en los seres humanos. También confirma, una vez más, la urgente necesidad de abordar un sistema de gestión del plástico con el fin de no contaminar los ecosistemas, principalmente. El estudio incluyó el desarrollo de una calculadora para poder conocer el consumo individual.
Según el estudio, la fuente más grande de ingestión de plástico en todo el mundo es a través del agua, tanto embotellada como de la canilla. Las grandes variaciones regionales se reflejan nuevamente, en Estados Unidos o la India, donde se encuentra el doble de plástico que en Europa o Indonesia.
De los productos consumibles estudiados, aquellos con mayor registro de niveles de plástico son los mariscos, la cerveza y la sal. Los resultados del informe demuestran que el problema de la contaminación por plástico es universal y afecta directamente a las personas. La filtración de plástico en el medio ambiente y la cadena alimenticia se ha encontrado hasta ahora con una respuesta global inadecuada por parte de los gobiernos.

La preocupación por la crisis del plástico en la naturaleza está creciendo a nivel global, junto con la demanda social de que los gobiernos y las empresas muestren liderazgo y tomen medidas decisivas. Es fundamental que comprendamos el impacto que el sistema productivo genera ante esta problemática, y que fomentemos medidas transversales para combatirlo. Desde Vida Silvestre apoyamos siempre el trabajo integrado entre el sector privado, el sector público y la sociedad civil para alcanzar soluciones reales. Nuestros océanos no pueden seguir siendo tratados como basureros. El momento de actuar es ahora”, dijo Manuel Jaramillo, director general de FVSA.
En la Argentina, científicos del Conicet alertan sobre “niveles alarmantes” de plásticos en el río Paraná. Desde 2016, el equipo de investigación liderado por Martín Blettler, de la Universidad Nacional del Litoral, lleva adelante estudios que han arrojado resultados preocupantes: detectaron un alto índice de contaminación por plástico en los cursos de agua del Paraná, la Laguna Setúbal, cercana a la ciudad de Santa Fe y en cauces cercanos.
En las playas bonaerenses, por caso, los desperdicios que quedan en la vía pública llegan a las bocas de tormenta, viajan por los pluviales (conductos utilizados para desagotar el agua de lluvia donde hay asfalto) y terminan en las playas o directamente en el mar. Aquellos de baja densidad (bolsas de plástico, tapa de botellas, sogas) flotan en la superficie mientras que los de alta densidad (telas, filtros de cigarrillos, sogas de nylon, botellas enteras, utensilios) terminan en el fondo.
Cifras clave sobre la contaminación plástica:
– Se espera que las emisiones totales de CO2 producto del ciclo de vida del plástico aumenten en un 50%, mientras que el aumento de CO2 proveniente de la incineración del plástico se triplicará para el 2030, debido a decisiones que aún no han conseguido una correcta gestión de residuos.
– Ocho millones de toneladas de contaminación plástica terminan en el mar cada año. Es el equivalente a que un camión de basura vuelque su carga completa de plásticos por minuto al océano
– Otros 104 millones de toneladas métricas de plástico están en riesgo de entrar a nuestros ecosistemas para el año 2030 si el enfoque no cambia drásticamente.
– Desde el año 2000 el mundo ha producido la misma cantidad de plástico que en todos los años anteriores, de lo cual un tercio contamina a la naturaleza.
– Se ha documentado que más de 270 especies han sufrido por el enredo con plásticos, mientras más de 240 especies han ingerido plástico.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat