diciembre 15, 2019

Select your Top Menu from wp menus

Cinco consejos para cuidar tu cuerpo mientras trabajas

Después de varios meses con un dolor constante en la rodilla derecha  que había pasado de ser ocasional a estar siempre presente cuando caminaba la diseñadora Sofía Valenzuela fue donde un doctor para saber qué analgésico “un poco más fuerte” podría tomar y así volver a su vida normal. Cuando estuvo frente a él, y luego de varias preguntas que le hizo para saber el nivel de salud física que llevaba, el especialista le explicó que lo más probable es que el cartílago de su rodilla estuviera desgastado y esto estuviera provocando dolor e inflamación, en palabras simples: podía tener artrosis.
La primera reacción de Sofía fue: ¡pero si tengo 34 años! El doctor le respondió que con ejercicio, terapia física, descanso y protección articular se podría sanar y evitar una cirugía, la cual en muchos casos es la única opción por el avance de la lesión.
Sofía salió de la consulta preguntándose qué había hecho mal, si relativamente llevaba una vida sana. Y fue en una esquina, mientras esperaba la luz verde para cruzar, que fijó la vista en un edificio donde se veían decenas de trabajadores tras las ventanas. La respuesta apareció sola: pasamos demasiado tiempo frente al computador sin movernos y maltratando el cuerpo de manera silenciosa. Frente a este realidad tomó la decisión de que iba a hacer un giro de vida en su trabajo: adiós actitud sedentaria-trabajólica.

Para la doctora, Sandra Mahecha, especialista en actividad física, ejercicio y deporte de la Clínica Meds, el camino para lograr una vida saludable en el trabajo debería considerar 5 pasos fundamentales y fáciles de realizar: tomar agua, comer sano, mover el cuerpo, cuidar la postura y cambiar de aire. Aquí, los explica más en detalle.

Mantra diario: tomar agua
Es muy importante estar siempre tomando agua —no jugo ni bebida— sino que agua. Cuando llegué a Chile me llamó la atención que las personas se hidratan tomando bebida, lo cual es una muy mala práctica. Lo recomendable para llevar una vida sana es tomar 1 litro diario de agua, es decir, entre 4 y 5 vasos de 200 ml. Esto permite que los órganos del cuerpo funcionen correctamente, así de claro para entender.

Adiós barritas, hola comida saludable
Durante la mañana es clave tener un break y comer algo saludable como un yoghurt, un vaso de leche descremada o una fruta y dejar de lado la idea de que “las barritas” son buena opción porque la mayoría no lo son. Generar este hábito permite, primero, no llegar con tanta hambre a la hora de almuerzo y, segundo, ayuda a mantener la concentración mientras se trabaja.

¡A mover el cuerpo!
Evitar estar más de 90 minutos continuos sentados en una silla frente al computador: si tienes que llamar a alguien hazlo mientras caminas o levántate y da unos pasos por el piso de tu oficina. Esto permite gastar un poco más de energía que estando sentado, pero por sobre todo, entrega salud vascular —la cual se altera al estar sentados por mucho rato frente al computador— evitando una afección como una trombosis.
Algo que también ayuda a activar el cuerpo es levantarse y sentarse de la silla afirmado de las manillas, lo más rápido posible y cuantas veces puedas durante la jornada laboral. Una especie de sentadillas en el escritorio.
También pararse del escritorio permite descansar la vista, la cual se desgasta por el esfuerzo extra que hay que hacer frente a las pantallas, que muchas veces están mal iluminadas. Pedir a un experto que ajuste correctamente el brillo y así evitar que la vista se lastime. Otro consejo, es cerrar por uno o dos minutos los ojos o parpadear varias veces, para así humectarlos.

Cuidar la postura
Revisa que el diseño de tu silla de trabajo sea ergonómico, es decir, que pueda ser regulada según las necesidades de la persona y que garantice repartir de manera equilibrada el cuerpo.
Luego de ubicar bien la altura de la silla, fijarse que la pantalla quede a una altura cómoda para la espalda y la cabeza, y no quedar con el cuello inclinado hacia abajo o hacía arriba.
Pedir que se instalen soportes para la muñeca en el teclado y en el mouse. Esto permite evitar lesiones como la tendinitis.
Un par de veces al día estira y mueve las articulaciones de los hombros, cuello, muñeca, rodillas y tobillos.

Cambiar de aire
Hay dos grupos de personas: los que llevan almuerzo de la casa al trabajo o los que prefieren comprar algo cerca. Independiente al grupo que pertenezcas, cuando llegue la hora de almuerzo sal de tu oficina y camina por los menos 10 minutos al parque para sentarte y almorzar o elige un restorán un poco más lejos. Esta rutina suma a tu día 10 minutos más de caminata, que si los agregas a los 10 de la mañana caminando hacia el metro, más los 10 de vuelta a tu casa, en total tendrás 30 minutos que mejorarán considerablemente la calidad de tu salud.
Si eres de los que andan en auto, un buen consejo es usar los contadores de pasos que tienen los celulares y no irse a dormir si no has hecho 5.000 diarios. Si estás a punto de acostarte y te quedan algunos pasos por hacer, ¡camina alrededor de la cama!
No le tengas miedo a los rayos del sol: exponerse 10 minutos diarios permite activar la vitamina D del cuerpo, la cual ayuda a absorber el calcio.

Fuente:
https://www.latercera.com
Autor: María José Salas

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat