septiembre 21, 2019

Select your Top Menu from wp menus

Qué es el Candida auris, el misterioso hongo resistente a los medicamentos que se expande por el mundo (y ya llegó a América Latina)

En 2015, Johanna Rhodes, especialista en enfermedades infecciosas del Imperial College London, recibió una llamada de emergencia de un hospital a las afueras de Londres.
¿La razón? Una infección que parecía resistente a los medicamentos se estaba extendiendo por el hospital sin que nadie supiera por qué.
“En aquel entonces la comunidad científica prácticamente no había oído hablar del Candida auris”, le cuenta la especialista a BBC Mundo.
“En el hospital había un par de pacientes infectados con este germen pero no había parecido algo muy serio, hasta que se dieron cuenta de que se había extendido por las paredes, por los muebles, por toda la superficie del hospital”, recuerda.
“Resultaba muy difícil de identificar porque nadie sabía realmente lo que estaban buscando. Me llamaron para que les ayudase a averiguar cómo y por qué se estaba expandiendo”, explica Rhodes.

Y el hongo no solo se estaba expandiendo por el hospital de Londres, sino a nivel mundial.
Un hongo diferente
El Candida auris, una especie de hongo que crece como levadura, fue identificado por primera vez hace una década.

No sabemos cuál es su origen pero fue descrito por primera vez en 2009 tras ser aislado del canal auditivo de un paciente de Corea del Sur”, explica Rhodes.
“Unos años más tarde aparece en Japón y comienzan a surgir brotes en países como India, Sudáfrica, Venezuela, Estados Unidos, Reino Unido y España”, agrega.

Janiel Nett, profesora asistente en el Departamento de Medicina y Microbiología Médica e Inmunología de la Universidad de Wisconsin, le dijo a BBC Mundo que versiones diferentes del hongo comenzaron a aparecer en cuatro continentes al mismo tiempo.
“Esta aparición casi simultánea no tiene precedente”, asegura Rhodes.
“Y lo que más nos preocupa es que todas estas versiones han mostrado una fuerte resistencia a los medicamentos”.

El hongo que apareció en el hospital de Londres fue erradicado eventualmente, pero no fue fácil: el Candida auris es capaz de persistir en el medio ambiente y puede sobrevivir en superficies inanimadas.
Además, muchos de los desinfectantes que utilizan los servicios de salud no resultan efectivos contra este germen.
“Varias salas tuvieron que permanecer cerradas durante meses y ser descontaminadas con brío”, explica Rhodes.
Resistencia a la medicina
Los expertos en salud pública llevan décadas advirtiendo que el uso masivo de antibióticos está disminuyendo su eficacia.
Y la aparición del Candida auris demuestra que los hongos también se están volviendo cada vez más resistentes a los medicamentos.

Los antibióticos y antimicóticos sirven para combatir infecciones en las personas, pero este no es su único uso.
Los antibióticos se emplean además para prevenir enfermedades en animales de granja y los antimicóticos también se utilizan como fungicida en la agricultura.
Y, para algunos científicos, este uso cada vez mayor de herbicidas y fungicidas está contribuyendo a la aparición de hongos resistentes a los medicamentos entre las personas que consumen estos cultivos.

La profesora Janiel Nett explica que más del 90 por ciento de las infecciones causadas por el Candida auris son resistentes al menos a un medicamento, mientras que el 30 por ciento son resistentes a dos o más fármacos.
“Hemos llegado a ver cómo esta resistencia se desarrolla en un mismo paciente a lo largo del tratamiento”, agrega la investigadora Rhodes. “Y parece que la resistencia del germen también se desarrolla a medida que se expande por el mundo”.
También en América
En Estados Unidos ya ha habido un total de 537 casos de Candida Auris, la mayoría en hospitales.
Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU, casi la mitad de los pacientes que contraen el Candida aurisfallecen en noventa días.

Pero aunque en el hospital de Londres también fallecieron varios de los pacientes infectados, Rhodes incide en que las personas sanas no deberían preocuparse en exceso.
Y sobre todo, no deberían dejar de ir al hospital por miedo a contraer la infección.

Estos pacientes ya estaban hospitalizados cuando desarrollaron el Candida auris y su sistema inmunológico se encontraba debilitado”, explica Rhodes.
“Así que es importante recordar que aunque murieron con la infección, eso no significa necesariamente que fallecieran debido a ella”, afirma.
Venezuela es otro de los países donde se ha encontrado el Candida auris. En 2013 una unidad neonatal identificó este hongo en varios bebés prematuros.
“Ha habido casos publicados y no publicados”, le dice a BBC Mundo Jaime Torres, jefe de la sección de enfermedades infecciosas del Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Central de Venezuela.
“En 2013 murieron varios bebés recién nacidos como consecuencia de la infección. Pero hay que recordar que los bebés prematuros suelen ser más débiles y suelen tener más problemas de salud”, explica.

Torres afirma que las personas que sufren un mayor riesgo son aquellas con un sistema inmunitario debilitado o que están ingresadas en el hospital debido a otra enfermedad.
“No creo que vayamos a vivir una epidemia de Candida auris en Venezuela, pero sí creemos que puede ser una causa de infección en pacientes que ya están enfermos”, anticipa.
Y Venezuela no es el único país de la región donde se ha reportado la aparición del hongo.
En Colombia su presencia fue identificada por primera vez en 2015, cuando se individualizaron tres casos en un hospital de Bogotá, el primero de ellos en un paciente de 74 años ingresado en noviembre de 2013.
Otros 17 casos fueron reportados en 2017, en un hospital de Valledupar.
Nuevos medicamentos
La investigadora Rhodes afirma que los profesionales de la salud en casi todos los países del mundo ya saben cómo identificar las infecciones causadas por Candida auris.
“Los médicos están mejor preparados, saben qué medicamentos funcionan y cuales no”, afirma.

Para ella, otra buena noticia es que muchas compañías están empezando a desarrollar drogas y desinfectantes para combatir las nuevas infecciones.
Sin embargo, estas drogas tendrán que pasar por ensayos clínicos y ser aprobadas, lo que llevará tiempo.

“Somos optimistas de que habrá nuevos antimicóticos que pueden ser efectivos contra el Candida auris”, dice la profesora Janiel Nett .
“Pero siempre existe la posibilidad de que el Candida auris se desarrolle para combatir a este nuevo medicamento o que aparezca un tipo de hongo con mayor resistencia”, advierte.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat