abril 07, 2020

Select your Top Menu from wp menus

No lo hagas: cosas que empeoran las quemaduras solares

Ten en cuenta que si no utilizas protector solar corres el riesgo de desarrollar enfermedades dermatológicas como podría ser el cáncer de piel.
Así que si tienes una quemadura grave o si buscas evitarla, sigue leyendo estos consejos de Best Life Online para saber lo que debes, o no debes, hacer.

El uso de móviles o tablets
Si eres de los que lleva su tablet o móvil a la playa para leer un buen libro, quizás ya no quieras hacerlo. Y es que un estudio publicado en 2015 en el Journal of the American Academy of Dermatology mostró que el reflejo de un iPad podría aumentar la exposición a los rayos ultravioleta hasta en un 85% en tan solo una hora.

Usar ciertos medicamentos
Muchos creen que una buena solución para aliviar el dolor de la piel tras una quemadura de sol es tomar algún medicamento antiinflamatorio. Sin embargo, esta puede ser la razón por la que te quemaste.
Un estudio realizado en el año 2000 por la Universidad de Purdue muestra que algunos medicamentos pueden aumentar la sensibilidad de una persona al sol y hacerla más susceptible a los rayos ultravioletas.
Así que es importante que tengas cuidado si tomas ciertos antibióticos o antidepresivos, ya que puedes estar en mayor riesgo de sufrir una quemadura.
Incluso, la Skin Care Foundation advierte que los analgésicos como el ibuprofeno y el naproxeno pueden provocar fotosensibilidad.
“Con algunos medicamentos, la exposición a la luz solar puede desencadenar una erupción roja, mientras que con otros, los pacientes se queman más rápido de lo normal”, explica Gail Newton, autora del estudio.
De la misma manera, advirtió acerca de la importancia de evitar tomar sol si se está usando alguno de estos medicamentos. Y, de no poder evitarlo, recomendó el uso de algún protector solar de amplio espectro con un SPF de al menos 15.

Ducharse con agua caliente
Es normal que notes la piel más reseca después de tomar sol. Pero refrescarla con agua caliente no será una buena idea, ya que aunque pienses que le está haciendo bien a tu piel seca, lo cierto es que solo le hace más daño.
Una ducha con agua caliente puede formar ampollas en tu cuerpo, según Best Life Online. Además, puede prolongar el proceso de curación.
Si tu piel está afectada por el sol, lo ideal es que tomes una ducha con agua tibia: “la temperatura no debe ser más cálida de lo que se espera de una piscina climatizada”, comentan.

El contacto directo con cítricos

Tienes que tener especial cuidado con los cócteles a la orilla de la piscina. En ocasiones, estos vienen acompañados de frutas cítricas para decorar.
La peor de ellas: la lima o el limón. Y es que los cítricos pueden causar fitofotodermatitis, una patología dermatológica que se produce al entrar en contacto con algunas sustancias de ciertas frutas que hacen que la piel sea más sensible al sol.
Al tomar sol se genera un efecto fotosensibilizante y aparecen las lesiones.

Recibir más sol
No importa cuánto protector solar estés dispuesto a aplicar. Lo peor que puedes hacer por tu piel después de una quemadura es volver a tomar el sol, según Best Life Online.
Así que si no quieres renunciar al aire libre, es importante que te apliques un protector solar de amplio espectro con factor 30 (o más) y utilices ropa adecuada: mangas largas y escotes altos es lo ideal.

Usar ciertas fragancias
Si vas a tomar el sol ahórrate los perfumes. Hay fragancias que incluyen ingredientes que te hacen más propenso a quemarte, según Sheel Desai Solomon, un dermatólogo de Carolina del Norte.
El aceite de bergamota, el romero y la lavanda son algunos de los ingredientes que pueden hacer de tu piel un blanco fácil.

Vestir con ciertos colores
El color de tu ropa puede hacer que tu capacidad para quemarte aumente. La American Chemical Society publicó un estudio en 2009 en el que muestra que el algodón teñido de azul o rojo proporciona una mayor protección.
Sin embargo, si llevas ropa amarilla, serás más propenso a quemarte. Esto se debe a que los colores más oscuros tienden a tener una mejor absorción ultravioleta.

Usar cremas hidratantes SPF
No cualquier crema con factor de protección hará bien su trabajo.
Es mejor que utilices un protector solar adecuado en lugar de buscar reemplazarlo con cualquier crema solo por el hecho de que esta tenga factor de protección.
Es cierto que muchas cremas hidratantes tienen un factor de protección que compite con varios protectores solares. Sin embargo, numerosos estudios han demostrado que al aplicar la crema hidratante dejas al descubierto zonas importantes que pueden ser afectadas por el sol.

Ponerte maquillaje encima
El maquillaje puede tapar tus poros y obstruir tu piel. Por lo que, si estás pensando maquillarte, mejor piénsalo dos veces.
Tras sufrir una quemadura por el sol, tu piel debe tener un tiempo adecuado para cicatrizar. Aplicar la base con esponjas o cepillos sucios solo aumentará el riesgo de infección o de reacción alérgica.

No volver a aplicar protector solar
Aunque no es lo más recomendable, seguramente tendrás ganas de seguir tomando el sol. Así que si vas a hacerlo, asegúrate de aplicar protector tantas veces como sea necesario.
En un estudio realizado en 2006 por la Universidad de California en Riverside los investigadores descubrieron que aplicar protector solar solo una vez, y no de nuevo, puede hacer que sufras más que si no lo hubieras aplicado nunca.

Usar aloe perfumado
Aunque el aloe puede aliviar el dolor experimentado por una quemadura de sol, debes tener en cuenta qué tipo de aloe estás usando.
El aloe vera perfumado puede ser tan malo para tu piel como cualquier otra fragancia o perfume.
Es importante que tengas en cuenta los ingredientes y la naturaleza del aloe, ya que cualquier otro ingrediente añadido puede causar irritación.

Usar ropa ajustada
La ropa ajustada, en lugar de permitir que tu cuerpo respire, atrapará el calor de la quemadura solar. Así, lo único que conseguirás será aumentar la hinchazón y la inflamación.
“Tu cuerpo está tratando de responder al trauma aumentando el flujo sanguíneo al área para ayudar a la curación”, comenta el dermatólogo Sheel Desai Solomon. “Usar ropa ajustada podría amplificar la respuesta, lo que podría llevar a una hinchazón más intensa y ampollas”, menciona.

Aplicar más protector solar
Como se mencionó anteriormente, es importante que te apliques protector solar siempre que vayas a tomar el sol. Sin embargo, si aparecen ampollas en tu piel, debes evitar el uso del mismo.
“Se puede aplicar si no hay ampollas, pero si hay ampollas, el protector no ayuda mucho y puede irritar los tejidos subyacentes si las ampollas se revientan”, comenta Janet Prystowky, una dermatóloga de Nueva York.

No beber suficiente agua
Mantenerse hidratado es una ley de vida. Sin embargo, si sufres de quemaduras solares debes asegurarte de beber más agua que nunca.
Las quemaduras solares atraen líquido a la superficie de la piel y lo alejan del resto del cuerpo, lo que puede provocar deshidratación. Así lo afirma la Skin Cancer Foundation.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat